Cocinar Madrid

¡Menudo finde! Tras varias semanas de preparativos, idas y venidas al barrio, recepción de materiales y difusión a los cuatro vientos de la convocatoria, el fin de semana del 30 de junio al 1 de julio, por fin pusimos en marcha nuestros talleres de construcción de cocinas móviles y la decoración del toldo que nos daría sombra en nuestras cocinadas veraniegas.

Desde bien pronto, el Colegio Público Eugenio María De Hostos (gracias infinitas a Aurelio, su director, por abrirnos las puertas del centro y por su amabilidad) se llenó de actividad: los de Enorme Studio organizaban los materiales de construcción y las herramientas y distribuían las tareas entre las numerosas manos voluntarias que vinieron a echar un cable; las chicas del colectivo Mico reunían a los más pequeños para proponerles actividades que les tuvieron entretenidos durante toda la jornada (y en las que descubrieron, por ejemplo, que el mundo se puede ver de diferentes colores dependiendo de las gafas con las que lo mires o que con la fruta se pueden hacer construcciones increíbles); Óscar de La Máquina de Fotos documentaba con su objetivo cada paso que íbamos dando para que no se perdiera ni un detalle y los chicos de La Mina lo registraban todo en el vídeo “Taller Construcción de Cocinas Móviles”, que puedes ver en la Videoteca.

Además de poner tornillos, cortar listones, pintar las cocinas y decorar el toldo, también disfrutamos de comer en compañía de la gente del barrio que se acercó a los talleres. Un día compartimos tuppers y picoteos varios, que cada persona trajo de su casa, y al día siguiente, nuestra súper cocinera Suri, preparó una comida riquísima para todos los asistentes. Allí, entre gazpachos y ensaladas, y mientras descansábamos un poco del ajetreo de los talleres, las vecinas y vecinos compartieron sus anécdotas del barrio.

¿El resultado? Un toldo de lo más colorido y unas cocinas móviles que –está mal que lo digamos nosotras–, quedaron preciosas.